miércoles, 22 de mayo de 2013




Lanzamiento campaña “A 40 años del golpe de Estado”
Amnistía internacional busca terminar con impunidad legislativa
Roberto Morales y Ana Piquer
Entre este 23 de mayo y el próximo 11 de septiembre, la ONG busca reunir firmas de ciudadanos de todo el mundo. La invitación es que la ciudadanía se sume al petitorio a las autoridades, para que el “nunca más” deje de ser una “promesa de buena fe” y en Chile no se vuelvan a vulnerar los derechos humanos como se hizo en el Régimen Militar.
Tania Elizabeth

“Sin derechos humanos, no hay seguridad para nadie”. Bajo esta premisa, los representantes de Amnistía Internacional, Ana Piquer y Roberto Morales, presentaron hoy una nueva campaña internacional que busca recolectar más de ocho mil firmas para reforzar la protección de los derechos humanos.
El objetivo de esta iniciativa —centrada especialmente en países europeos y de América— es que en Chile se cierren algunos flancos de impunidad que todavía persisten en la legislación, en relación a la protección de los derechos humanos, incluso después de 40 años del golpe militar de Augusto Pinochet.
Este petitorio contiene los cuatro puntos más importantes:
Primero, anular la ley de amnistía 2.191 de 1978: Esta ley concede amnistía a todas las personas que, en calidad de autores, cómplices o encubridores hayan incurrido en hechos delictuosos, durante la vigencia de la situación de Estado de Sitio, comprendida entre el 11 de Septiembre de 1973 y el 10 de Marzo de 1978. También protege a quienes se encuentren condenados por tribunales militares, con posterioridad al 11 de septiembre de 1973. Aunque esta ley sigue formalmente vigente, no se ha aplicado en más de veinte años.
También, reformar el Código de Justicia Militar: Según la ONG, la Justicia Militar no da las debidas garantías de independencia e imparcialidad que requiere el juzgar adecuadamente violaciones a los derechos humanos. Por eso, sería fundamental un cambio para asegurar que los abusos a los derechos humanos cometidos por personal militar y de las fuerzas de seguridad en Chile sean investigados y juzgados por tribunales civiles. Hoy los incidentes de violencia policial que puedan cometer personal de Carabineros termina siendo visto por la Justicia Militar en caso que se judicialice
Tercero, apoyar y fortalecer las iniciativas dirigidas a la preservación de la memoria histórica de las violaciones graves de los derechos humanos cometidas en Chile: “Memoriales, educación en derechos humanos y preservación de la memoria histórica a través de la educación son elementos esenciales para dar garantías de no repetición”, aseguró Piquer.
Finalmente, asegurar la incorporación de los derechos humanos en todas las políticas y programas gubernamentales: “Lamentamos profundamente que estos temas estén siendo, en su mayoría, ignorados por el actual Gobierno y también por los candidatos presidenciales, quienes no han respondido las cartas abiertas enviadas por Amnistía Internacional”, señaló Morales.

Estos cambios en la legislación, según Amnistía, serían fundamentales para dar cierre a una época de la historia marcada por los crímenes contra la humanidad y los derechos humanos. “La impunidad del pasado es algo que se traslada al presente cuando las víctimas y los familiares ven que quienes atentaron contra ellos, siguen libres o han cumplido penas breves y no se adoptan las debidas garantías para la no repetición, haciendo que el ‘nunca más’ sea una promesa poco creíble”, concluyó Piquer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada